mostradores de madera


Los mostradores de maderas son quizás uno de los muebles más accesibles a la hora de pensar en utilidad, practicidad y precio.
Cuando tenemos una tienda, sin importar el artículo que estemos comercializando, en lo primero que pensamos es en poner un mostrador (a veces más de uno), no solo para exhibir el producto, sino también para que nos sirva de apoyo, ya sea para la caja registradora, para poner otros objetos decorativos o para apilar cajas.

mostradores de madera
Los mostradores de madera son estéticos y funcionales

El mostrador de madera es uno de los más populares justamente por el material con que es confeccionado: la madera. Esta materia prima es noble, estética y por ende muy decorativa; suele combinar con casi todo, siempre y cuando sigamos el estilo de la ambientación.
¿Qué queremos decir con esto?, sencillamente que si nuestra tienda tiene un aire de campo o rústico, la madera debe seguir ese patrón. Mientras que si nuestro comercio posee una decoración minimalista, el mostrador de madera deberá también serlo, acompañando a los tonos del resto del mobiliario.



¿Cómo son los mostradores de madera?

Ya sabemos para qué se usa un mostrador de madera, ahora debemos saber cuáles son los modelos que nos ofrece el mercado, de acuerdo a nuestro presupuesto como necesidades.
Ante todo recordemos que los mostradores de madera son básicamente estructuras de madera que se encuentran cerradas; son altos, alargados y estrechos. Algunos modelos incluyen cajones y armarios para guardar diversos objetos.
Una de las ventajas de los mostradores de madera es que, debido a su acabado y pulido, es muy fácil limpiarlos y mantenerlos brillantes siempre. Existen diferentes tipos de mostradores de este estilo, encontramos a los clásicos, los semicirculares, los que poseen vitrinas y los que cuentan con refrigeración.
Los primeros son los que ya describimos: cerrados, largos, estrechos y anchos, con o sin cajones y armarios. Los segundos, como su nombre lo indica, poseen una forma redondeada, lo que le brinda una estética distinta, muy decorativa, por cierto.
Los mostradores con vitrina poseen dos partes bien definidas: la inferior y la superior, la primera es la de madera, y es la base y armazón de este mobiliario. La segunda es la que incluye una vitrina expositora con cristal, y allí se colocan los productos a la venta exhibiéndolos.
Por último nos queda el mostrador refrigerado, lácteos, carne pescado; como ya se imaginan, es un mueble con una cámara frigorífica, sobre el cual se puede observar una barra metálica donde se apoya el producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba