muebles veteados


Para lograr muebles veteados se debe recurrir a una técnica que ofrece el efecto de la veta de la madera, aplicándola se obtienen muebles u otro tipo de superficies que imitan a la madera y con la posibilidad de crear superficies de diversos colores. Con la técnica de veteado se puede renovar o cambiar el aspecto de los muebles, y es tan sencillo que uno mismo lo puede hacer. Ante todo, hay que preparar la superficie antes de iniciar el proceso de veteado en los muebles, primero se tapan los poros de la madera con una imprimación al agua que los selle. Una vez finalizada esa tarea se deja secar, o simplemente se rellenan los poros para luego lijar la superficie hasta que quede pareja. Luego debemos pasarle con rodillo o pincel la pintura o esmalte blanco o en tono marfil para darle una base más clara o del color a elección que puede ser verde, celeste, azul, ocre, etc. Se recomienda que la pintura de base sea satinada para que el efecto de veteado que se realiza con un peine especifico pueda deslizarse correctamente. El tipo de veteado corre por cuenta de quien esté realizando el trabajo, para ello se puede se puede ir probando el tipo de veta a elegir, según los trazos.



Luego se aplica la pintura y sin dejar que ésta se seque se le pasa el peine veteador de goma y se verá el efecto de veteado. Es conveniente limpiar el utensilio antes de cada pasada. Cambiando la dirección del estampado se obtienen distintos acabados. Se dice que el veteado solo se puede aplicar sobre superficies lisas, pero para quienes son muy creativos los relieves no resultaran un inconveniente. Con esta técnica se obtienen muebles veteados increíblemente decorativos realzando el entorno con un toque de color y originalidad. Cambiar el aspecto de los muebles con el efecto veteado no solo se puede hacer con los propios, sino que podría resultar una excelente salida laboral comprando muebles en desuso y restaurarlos de esta manera. Los muebles veteados están de moda, ya que al cambiarles totalmente el aspecto lucen como nuevos, se les cambia los herrajes, combinándolos con la patina lograda. A los muebles veteados se les puede dar un toque de estilo muy particular ya que no necesariamente deben tener el color uniforme de la madera. Además, a medida que el trabajo se va realizando aparecen dibujos sorprendentes sin pensarlo, es un bricolaje totalmente artístico.

adsense bottom

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba