vitrinas de frío


Las vitrinas de frío se utilizan principalmente para exhibir diferentes tipos de alimentos o bebidas que requieren estar a una cierta temperatura para poder mantenerse sin ningún problema, y uno de los primeros detalles que debes considerar si estás pensando en comprar alguna para tu local, es que existen dos sistemas de refrigeración para estas vitrinas: las de frío estático y las de frío ventilado y ventilado doble.
Otro punto importante que también hay que tener en cuenta es el fin que se la dará a la vitrina, y en este sentido podemos decir que existen varios tipos de vitrinas de frio.

vitrinas de frío
Las vitrinas de frío son perfectas para bebidas y alimentos

Por ejemplo, están aquellas que son vitrinas mostradores que se utilizan mucho en carnicerías, panaderías y pastelerías. Las vitrinas murales que son comunes para los lácteos, embutidos y se utilizan en súper mercados, estaciones de servicio o kioscos.
Otro tipo de vitrinas de frío son aquellas de conservación, las cuales se usan para productos como helados o productos congelados y pueden usarse abiertas o cerradas y por último, están aquellas vitrinas de frío para tapas; estas son las más raras y se utilizan principalmente encima de las barras para proteger los alimentos exhibidos allí.
En este caso, por lo general, contienen un motor incorporado, pero también hay muchos modelos que funcionan con grupos remotos de refrigeración.



Las diferentes clases

Dicho esto, podemos hablar de los tipos de refrigeración mencionados en el comienzo. Las vitrinas de frio estático se caracterizan por una mejor conservación de los alimentos que son exhibidos en ellas ya que los mismos suelen mantener un grado importante de humedad, evitando de esa forma que se resequen.
Pero uno de los detalles más importantes es que con este sistema general una diferencia de 3°C entre la parte más baja de la misma y la parte más alta.
Otro de los sistemas, son las vitrinas de frío ventilado las cuales mantienen una temperatura constante en toda la vitrina; el problema más común que se presenta con este sistema es que reseca mucho los alimentos, y si por ejemplo las utilizas en una carnicería, seguramente ese efecto provocará que tus productos pierdan brillo y su aspecto no sea el mejor.
También está la opción del sistema de vitrinas de frio ventilado doble, aunque estas se usan particularmente para la conservación de productos congelados. Por ejemplo, si quieres exhibir helados, la misma no pierde temperatura aunque la puerta quede abierta.
Considerando todo esto, recuerda que es importantísimo que elijas la vitrina en función de los alimentos que allí exhibirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba