vitrinas expositoras de cristal

Las vitrinas expositoras generalmente están fabricadas con una estructura de madera o metal, en algunos casos poseen puertas de cristal, así como el resto de su fabricación, pero considerando que el cristal es un material altamente frágil, no muchas personas las eligen.
Ten en cuenta que estos elementos son utilizados para exponer diferentes productos, en el caso de que se trate de un negocio comercial, y de objetos de colección y decorativos, en aquellos casos donde se utilizan de manera doméstica.
Las vitrinas expositoras de cristal presentan el primera inconveniente en la resistencia al peso. Si vas a colocar en ellas materiales que tienen un cierto peso, considera que pueden resquebrajar el cristal.
Al mismo tiempo, cuando el cristal es colocado en las vitrinas, las mismas se vuelven muy pesadas, lo que dificulta su movilidad cuando deben ser aseadas u ordenadas. Otro inconveniente son los rayones que se pueden producir con el roce de algún material metálico.
Pero más allá de todos estos inconvenientes, cabe destacar que las vitrinas expositoras de cristal son las que mejor estética y presencia tienen, por esta razón es que son mucho más comunes de ver en locales comerciales que en hogares.

Modelos y características

Existen diversos modelos y diseños de vitrinas expositoras de cristal las cuales generalmente están complementadas con otros materiales. Por ejemplo, hay muchos que prefieren que sus vitrinas tengan una estructura metálica por una cuestión de resistencia, especialmente al tiempo, pero como mencionamos el metal y el vidrio no siempre son una buena combinación.

vitrinas expositoras de cristal
Las vitrinas expositoras de cristal se usan para colocar productos a la venta

Otra alternativa son las vitrinas de cristal expositoras con estructuras de madera. En este sentido al tratarse de un material más suave, el cristal no corre tanto riesgo de dañarse, pero a diferencia del metal, la madera no es tan resistente al paso del tiempo, y esto puede transformarse en un inconveniente a largo plazo.
En cuestión de precios, debes tener en cuenta que las características de las vitrinas son las que determinan los diferentes valores del mercado. Por ejemplo, las más pequeñas pueden costar entre 50 y 70 dólares.
Hay otros modelos que son de un tamaño estándar que cuestan entre los 100 y los 150 dólares, mientras que aquellas que son mucho más grandes puede superar los 300 dólares. También el diseño tiene mucho que ver, y en este caso ten en cuenta que mientras más trabajada sea la vitrina, más cara será, por eso el mercado ofrece una gran cantidad de diseños para todos los bolsillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba