aislamiento acústico en paredes


Dentro del hogar la mejor manera que existe para separar ambientes son las paredes. Estas se fabrican en diferentes materiales y con distintos grosores. Además de separar los ambientes de las construcciones, estas la delimitan externamente. Una de las principales propiedades o características de las paredes es aislarnos del exterior, para protegernos del calor, frio, ruido, luz, lluvia, granizo, nieve, humedad, etc. Es muy común en las grandes ciudades hacer un aislamiento acústico en paredes para reducir considerablemente el ruido exterior al mínimo. No nos olvidemos que los niveles altos de ruido pueden impactar directamente sobre nuestra salud y estados de ánimo. Haciendo que nos pongamos más tensos, más irritables, durmiendo menos horas y por supuesto sufriendo mucho estrés. Por ello es que el aislamiento acústico en paredes se utiliza mucho en los edificios de oficinas y de apartamentos, también en las casas pero en menor medida.



Este aislamiento puede hacerse con diferentes técnicas y distintos materiales, como ser lana de roca o de vidrio, paneles sándwich, placas de yeso, corcho, maderas, ladrillos, etc. Son ideales para reducir los niveles sonoros al mínimo tanto del exterior del hogar como del interior del mismo. El aislamiento acústico en paredes ayuda a reducir los ruidos de aviones, del tráfico vehicular, y también de los mismos ruidos que podemos provocar nosotros dentro del hogar. En las oficinas se usa y mucho este tipo de insonorización, sobre todo en las salas de juntas, para trabajar más concentrados y eficientemente. También se usan en las fábricas donde el ruido es constante y puede ser realmente muy molesto. Dependiendo del material el aislamiento acústico en paredes puede tardar más o menos tiempo. Lo más recomendable es que te asesores con una empresa y pidas un presupuesto con diferentes opciones, aclarando que tipo de insonorización necesitas.

adsense bottom
Ir arriba