cómo pegar venecitas

Las venecitas o el gresite es un revestimiento muy versátil que podemos usarlo sobre casi todas las superficies, madera, cemento, porcelana, concreto, plástico, etc. Incluso se usan para revestir las piscinas, y eso habla muy bien de este material, ya que es muy resistente a la humedad, al frio y al calor. Pero lo que muchos se preguntan es cómo pegar venecitas, y es justamente de ello de lo que hablaremos en este artículo. Aunque no lo parezca la colocación de este revestimiento es más sencillo de lo que parece. Por ejemplo con las venecitas podemos transformar un espejo común y corriente en un artículo muy decorativo para nuestro hogar, decorando el marco de este con ellas. También podemos hacer guardas decorativas en el baño, en la cocina o donde queramos. Como vemos este material es muy versátil y para saber cómo pegar venecitas debemos primero saber en qué tipo de superficie las colocaremos. Por ejemplo si las queremos colocar sobre madera el mejor material para pegarlas es el cemento de contacto.

En cambio si las queremos colocar en espejos, baños o cocinas lo mejor es optar por el pegamento para porcelanato. Muchas de estas venecitas vienen en planchas con pegamento, tipo autoadhesivo, pero no siempre funciona ya que depende del tipo de superficie en que lo pegaremos. Para saber cómo pegar venecitas debemos primero decidir el sitio donde las colocaremos. Debemos tener a mano el pegamento o cemento de contacto y a continuación lo colocaremos sobre la superficie. Podemos usar una llana dentada o una espátula, esto dependerá de cuál de las dos prefieras, y a continuación colocaras las venecitas. En cuanto a la colocación en si puedes usar diferentes técnicas, colocarlas una a una, la plancha entera o de a varias a la vez. Esto dependerá del sitio donde las coloques, ya que si quieres hacer un diseño decorativo o con dibujos puedes hacerlo una a una. Como vimos saber cómo pegar venecitas no es algo complicado ni mucho menos, solo debes tener los materiales y herramientas a mano y ser prolijo y paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba