decks para terrazas

Las terrazas son sitios que no muchos valoran, esto se debe a que carecen de imaginación y no se dan cuenta de que podemos convertir a este lugar en una excelente alternativa de relax y diversión.
Una terraza no es un sitio que se emplea solamente para colgar la ropa, o para acumular objetos que no nos sirven, en una terraza podemos poner una piscina, un jacuzzi o un deck para luego colocar sombrillas, reposeras y demás. Los decks para terrazas son una alternativa muy práctica para hacer de este espacio un lugar lúdico o de interés.
Pero, ¿Qué son los decks?, ¿Cómo se colocan?, ¿Necesitan de arduo mantenimiento? A continuación resolveremos estás dudas y otras más que puedan surgir.

Colocación y mantenimiento

Los decks para terrazas son básicamente estructuras construidas con maderas duras que son mucho mejor a la hora de estar en contacto con el agua y la humedad, también resisten perfectamente los rayos del sol.
La madera más recomendada para un deck es el lapacho, ya que no dura menos de 30 años si se la mantiene; otras maderas aconsejables son la teca, el cerezo africano y el curupay. Los decks para terrazas pueden colocarse en superficies naturales como en terreno artificial, en el caso de las terrazas, es aconsejable crear una carpeta de cemento de solo 5 cm y luego cubrirla con brea.

decks para terrazas
Los decks para terrazas resisten bien el clima

También se puede usar bloques de hormigón que ya están preparados para recibir las maderas y las alfajías. Una vez hecho esto, se fijarán los tacos y las alfajías sobre el sistema de apoyo (el cual debe estar perfectamente nivelado).
La distancia entre alfajías debe ser de 40 cm y sobre ellas, de forma perpendicular, se localizarán las tablas del deck. En terrazas el deck puede también colocarse sobre la misma carpeta o revestimiento existente pero es conveniente pintarlo con una mano de pintura impermeabilizante.
La madera de los decks para terrazas deben ser tratadas con, al menos una mano de imprimación bactericida y luego aplicar dos manos de aceite de lino en ambas caras. Una vez hecho esto, finalizaremos el trabajo con un recubrimiento protector.
El deck debe tener un mantenimiento mínimo cada cuatro meses, si éste se encuentra protegido por un techo, entonces bastará que lo cuidemos bien una vez al año. Aconsejamos que los decks para terrazas sean higienizados con un paño húmedo, y en caso de una lluvia, es fundamental secarlos rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba