molduras cementicias


Cuando hablamos de las molduras cementicias, estamos haciendo referencia a las terminaciones de puertas y de ventanas de exterior de las viviendas, o locales comerciales, para otorgar a ese lugar el acabado perfecto. Las molduras cementicias se confeccionan en las fábricas y una vez secas y listas, están para colocar directamente en la obra, por ello se las conoce con el nombre de molduras prefabricadas.

Hay varios tipos de molduras prefabricadas y eso está determinado por material con el que se las hizo, pero las cementicias, son de cemento como la palabra lo indica, son bastante pesadas y la colocación se realiza por parte de los albañiles, así como si se tratara de la coronación de una abertura. Debemos decir que su instalación no es para nada sencilla, y además de medir perfectamente, hay que hacer cortes específicos, por ejemplo las molduras verticales que se encuentran con las horizontales, deben hacerse con las máquinas ingletes, o con las amoladoras, que están provistas de un disco diamantado.



molduras cementicias
Las molduras cementicias pueden colocarse en el exterior e interior

Si lo que buscamos es instalar molduras cementicias en muros que ya existen, hay que anclarlas con hierros que se adquieren para tal efecto, y como se las puede perforar perfectamente, y además, para rematar, se las puede adherir con el klaucol, que es el pegamento que va en este caso, facilitando el trabajo. Si las tenemos que colocar en las terminaciones de las losas, lo podemos hacer como si fuera una simple terminación del encofrado, las que se apoyan y se sostienen con la mampostería existente. Para las juntas de las molduras cementicias listas  se puede dejar a la vista o bien tapar o cubrir con cemento.

Son estas molduras  especiales para exteriores, las que soportan mejor las inclemencias del tiempo, son las que duran para siempre y ni el calor del sol, o los fríos extremos le hacen mella, y si por un tema de haber sido maltratadas en la obra y se partieron,  se las puede volver a unir con cemento perfectamente y se pueden pintar y repintar cuantas veces así lo queramos. Para los que no quieren perder el tiempo confeccionando el encofrado, las molduras cementicias prefabricadas, son la solución ideal, y si la pregunta es si son resistentes a todo, debemos decir que lo son, pero deben estar muy bien amuradas. Las vemos en las fachadas, y en los frentes de edificaciones modernas, reemplazando  a las terminaciones de mampostería, y se adhieren con los productos preparados para ellas, los adhesivos cementicios, que se pueden pegar en superficies ya confeccionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba