molduras de madera


Cuando los revestimientos están completamente terminados y colocados, seguro que nos vienen  a la mente, otros elementos que son las molduras para paredes, las de muebles, de cielos rasos, y desde luego,  de los zócalos que son los elementos que enmarcan el trabajo final, otorgando  a los ambientes una decoración perfecta, además de necesaria.

Hay muchos materiales hoy en día que nos sirven para enmarcar todo lo que necesitemos de acuerdo a nuestras necesidades, y estos son la madera, el acero inoxidable, la resina, los metales, el vinilo, el PVC, el yeso, la mampostería con cemento,  el polietileno o poliuretano expandido, entre otros materiales, que serán colocados según el revestimientos al que pertenece, o la decoración y el estilo del lugar.

¿Dónde se colocan?

Es por ello que quisimos hablar en este caso de las molduras de madera, para ser colocadas en zócalos, en terminaciones de muebles de madera, en paredes, y en los cielos rasos. Las molduras de madera son aquellas que se confeccionan  en las carpinterías, o empresas que se encargan solo de los zócalos y molduras para las terminaciones, o se mandan a confeccionar de acuerdo a la necesidades, estas pueden estar hechas en maderas duras de las del tipo que no se degradan con la humedad, o las que se preparan con pinturas para que duren mucho tiempo.



molduras de madera
Las molduras de madera son más comunes de ver en los muebles

Pero todo ello, se pensará de acuerdo al lugar en el que serán colocadas. Podemos encontrarlas en los grandes comercios de madera en largos de dos metros o dos metros cincuenta, pero no más, podemos comprarlas a partir de los kit para el armado de ciertos trabajos pequeños, también las podemos mandar a cortar a medida, es decir que hay una infinidad de alternativas con las que contamos hoy en día. Para que las molduras de madera queden perfectas en los sitios en los que las colocaremos, debemos contar con las máquinas de ingletes, para cortar en forma de ángulos para que los trabajos se luzcan realmente.

Además, pequeñas cierras si son de maderas flexibles como las de fibra, clavos, pegamentos adecuados según la zona a adherir, y mucha prolijidad, que si bien no se trata de  trabajos imposibles de hacer por lo complicado, necesitan de cierta habilidad para realizar las medidas y los cortes. La idea es que estos no desperdicien y aprovechen al máximo cada trozo de madera comprada para tal o cual trabajo. Lo cierto es que las molduras de madera, enmarcan y permiten que nuestros trabajos de revestimiento en paredes, pisos y marcos,  se luzcan y mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba