molduras de polietileno


¿Quieres renovar los ambientes de la casa y no sabes cómo?, aquí te daremos algunos consejos prácticos y sencillos para que puedas de manera natural, hacerlo tú mismo, con pocos materiales y muy poco tiempo. Comenzaremos por las molduras de polietileno, que son también llamadas “de poliuretano”, éste es un material muy liviano, por ende  muy fácil de trabajar, no deja residuos en ninguna parte de la casa, y quedan perfectas en donde las pongamos. Este tipo de molduras,  pueden ser instaladas en el exterior y en el interior de las viviendas o locales, pero en el caso de colocarlas fuera de la casa, deberán estar cubiertas por un producto para mantenerlas en perfecto estado de salud, fuera de la humedad, y alejadas  de los cambios de clima, sobre todo del calor abrazador del verano.

¿Son convenientes?

Las molduras de polietileno, no son muy viejas en el mercado,  pero desde que salieron no dejaron de venderse aumentando su demanda más y más, año tras año, por ello, son muchas las empresas que se dedican a confeccionarlas. Se presentan listas para usar, y de manera cómoda las pegamos en las superficies, pero los productos que ofician de pegamento, deben ser los adecuados para cada caso.



molduras de polietileno
Las molduras de polietileno vienen en varios diseños

El largo máximo de estas molduras es de dos metros, si necesitamos bandas más largas, debemos añadirlas, son muy livianas para ser transportadas hasta la obra, pero hay que tener cuidado de que no se quiebren. En verdad,  los elementos que se necesitan para instalarlas son muy pocos: las lijas, el cúter para cortar, pero este debe tener muy buen filo para evitar los recortes que se notarían, una maquinita ingletera para cortar ángulos perfectos, adhesivos rellenadores, y mucha paciencia, prolijidad y dedicación, pero aun así si no estamos adaptados para el trabajo, es mejor que lo haga un experto.

Si deseamos pintar las molduras de polietileno podemos hacerlo perfectamente, siempre quedan los trabajos bien terminados porque no tienen imperfecciones, ni defectos que podemos encontrar en otro tipo de revestimientos como por ejemplo en las maderas, o en el yeso, no se deterioran por el paso del tiempo, y son fáciles de quitar si así lo queremos. Estas son algunas de las ventajas que tienen dichos elementos decorativos que llegaron para quedarse, no en vano son los preferidos de los decoradores que son los profesionales que saben todo  acerca de los últimos adelantos en materia de decoración.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba