paneles de aislamiento acústico

En los últimos años y con los nuevos descubrimientos científicos, se han comenzado a usar diferentes materiales de construcción muy superiores a los ya conocidos. Uno de estos casos es el de los paneles de aislamiento acústico. Hasta hace algunos años para insonorizar o proteger a una edificación del ruido y las vibraciones se usaban ladrillos, corcho, cemento, lana de roca, espuma de poliuretano, poliestireno, etc. Estos paneles o placas sándwich, como se las conoce comúnmente, pueden suplantar a la mayoría de estos materiales en una sola plancha. Los paneles de aislamiento acústico son básicamente materiales de impermeabilización de ruido pegados entre sí formando planchas. Esto hace que las vibraciones y el sonido exterior en lugar de llegar al interior de tu hogar sean absorbidos por estos paneles. Estas planchas pueden colocarse tanto en el exterior como en el interior de las construcciones, y su colocación es muy sencilla y rápida.

Por ejemplo si tenemos una fábrica con maquinaria ruidosa y no queremos que el sonido salga al exterior los paneles de aislamiento acústico los colocaremos dentro de esta para que absorban el ruido y las vibraciones más eficientemente. En cambio si vivimos en un apartamento o casa estos paneles los colocaremos por fuera para que atrapen y absorban la mayor cantidad de ruido y vibraciones posibles del exterior. Estos paneles de aislamiento acústico se usan mucho en los edificios de apartamentos y de oficinas, en los hospitales, las discotecas, los hoteles, las fábricas y por supuesto en las casas. Lo mejor de estos paneles es que vienen adaptados según nuestras necesidades, o sea para pisos, techos y paredes. Y además de protegernos y aislarnos de los ruidos del exterior, la mayoría de ellos son ignífugos, térmicos y resistentes al agua y la humedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba