pinturas metalizadas

Generalmente las pinturas metalizadas se caracterizan por una paleta de colores intensos pero que hoy en día ya no son tan comunes de ver como hasta hace algunos años. No obstante cabe destacar que hoy se usan mucho las pinturas metalizadas que tienen como finalidad imitar la apariencia del hierro, el oro, el acero entre otros metales, así como también la apariencia del metal cuando envejece; esto logra en algunos ambientes, darle una estética muy original.
Respecto a la colocación, debes hacer los mismos preparativos que con cualquier otra pintura: asegurarte de que las superficies estén impecables, libres de polvo y uniformes de manera que el acabado sea homogéneo.

En el caso de que se trate de una superficie que sea porosa debe rellenarse precisamente para que la superficie sea uniforme, en cambio si la superficie está bien, entonces puedes aplicar las pinturas metalizadas directamente. Con este tipo de pintura lo ideal es pintar con capas finas ya que la tonalidad cuando se seca, adquiere un aspecto brilloso, metalizado dependiendo por supuesto de la cantidad de pintura que vayas a utilizar. Esto quiere decir que si pintas varias capas finas en vez de una sola capa gruesa, entonces el color será mucho más regular y brilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba