pinturas termocrómicas


Si bien el uso de las pinturas termocrómicas no es muy común se trata de un tipo de pintura que cambia de color según la temperatura del ambiente en el cual se encuentre, o bien según la temperatura en el exterior, en este sentido cabe destacar precisamente que el uso más común de este tipo de pinturas es en el exterior, para señalizaciones de tránsito. Pero también muchas personas las utilizan para la decoración de ambientes, entre los más comunes, las habitaciones de los niños.



Es muy común que se utilicen pinturas termocrómicas para pintar las paredes de los cuartos de los niños, especialmente aquellas que cambian de color al contacto con el cuerpo humano; esto además de ser muy decorativo para los niños es muy divertido y entretenido, especialmente cuando se logra una superficie de diferentes colores. Existen dos tipos de pinturas termocrómicas, una de ellas son las reversibles las cuales se utilizan con fines decorativos y como mencionamos antes, con fines de seguridad; las pinturas termocrómicas reversibles vuelven a su color original luego de detectar e indicar un cambio en la temperatura. Por otro lado están las pinturas termocrómicas irreversibles, las cuales como lo dice su nombre ya no vuelven a su color original, sino que lo cambian permanentemente cuando éstas detectan un cambio en la temperatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba