pulido de pisos de madera


El pulido de los pisos de madera, especialmente si ésta no está tratada, es muy importante para que los suelos de un hogar se vean como nuevos y brillantes, pero lógicamente hay algunos pasos que debes seguir si lo quieres hacer tu mismo.
Aunque esta es una tarea que puedes llevar a cabo sin problemas, a veces es mejor contratar alguna empresa que cuente con los aparatos y productos indicados, además de la profesionalidad en esta área.
Pero si quieres hacerlo tú de todos modos, en primera instancia debes tener una pulidora.
Este tipo de aparatos funciona similar a una lija, la cual es la encargada de retirar del suelo las capas superficiales de los acabados que tiene la madera.

Consejos para hacerlo en casa

Lo más convenientes es que el pulido de los pisos de madera se realiza desde la esquina más lejana moviéndote hasta a donde se encuentra la entrada a la habitación.
El mejor material para empezar son las bandas abrasivas, y siempre se aconseja realizar 3 pulidas, siempre limpiando y quitando los restos entre pulida y pulida para mejorar el trabajo.



pulido de pisos de madera
El pulido de pisos de madera se hace de distintas maneras

Una vez que hayas terminado con las tres pulidas, procede a retirar todo el polvillo, ya que para el siguiente paso, el piso debe estar limpio de este tipo de suciedades.
Lo más adecuado luego de hacer es con un rodillo pasar un protector de cera o algún producto especifico que se utilice en el pulido de pisos de madera.
Para los rincones puedes usar una brocha o un pincel. Recuerda siempre empezar desde la esquina más lejana a la puerta y avanzar en esa dirección.
Una vez que termines la aplicación de este producto, debes colocarle al piso un barniz para pisos de madera; esto es lo que permite que los pisos sean mucho más fáciles de cuidar.
Lo mejor es siempre aplicar al menos 2 capas de barniz, siempre esperando que la capa anterior se seque muy bien antes de aplicar la próxima.
Por último, cuando la segunda capa de barniz siempre es mejor pasar una lustradora con escobilla para de esa manera sacarle más brillo, y recuerda que cuando vuelvas a poner los muebles en su lugar, no debes arrastrarlos ya que esto arruinaría el trabajo que realizaste.
El pulido de pisos se debe realizar al menos cada dos años para poder garantizar un aspecto nuevo, durante mucho más tiempo, aunque lo más adecuado es hacerlo una vez al año.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba