revestimientos para chimeneas


Si ya terminaste de construir la chimenea de tus sueños, es lógico que comiences a pensar en cómo la vas a revestir, para que luzca mucho mejor,  además de cumplir con la función para que la construiste, que es la de calentar el ambiente o toda la casa, porque nada mejor que una chimenea,  para ambientar con calor,  todos los espacios de la vivienda. Los revestimientos para chimeneas, son muchos y variados, los hay de mármol, de  traventino, de acero inoxidable, de cristal, de metales pintados específicamente para esos lugares, entre otros.

No solo el exterior debe estar bien terminado, antes de pensar el revestimiento, las chimeneas, deben estar recubiertas en el interior con materiales que satisfagan las necesidades de calor y que nos consuman menos energía. Los revestimientos para chimeneas, son casi siempre, acordes a la decoración y al ambiente en el que son construidas, por ello, por lo general la piedra y el mármol son los materiales elegidos, pero como en la actualidad existen otras posibilidades, se puede elegir por precio, por estética, o por necesidad decorativa.



revestimientos para chimeneas
Los revestimientos para chimeneas deben resistir el calor

Es frecuentemente la chimenea el objeto central de las salas, o salones de la vivienda, por lo tanto se puede observar de todos lados, a nadie se le ocurriría colocar revestimientos inadecuados, además porque están en contacto con el calor, así que será uno de los detalles mejor pensados. Podemos tener una linda chimenea que ha sido usada varios años atrás y si lo que estamos buscando es renovar su estilo, para modernizarla y que se acomode a los tiempos que corren, a la decoración, y al estilo del lugar, los revestimientos nos ayudarán. Esto como es de pensar,  requiere de una cierta inversión y de un cierto trabajo, pero nada mejor que verla terminada.

La piedra puede ser lo más adecuado, para dar en la tecla decorativa, porque los revestimientos para chimeneas en piedra se presentan de mil maneras distintas para encontrar justo la que mejor se adaptará a esa sala. Con el revestimiento de granito, por ejemplo,  podemos transformar la sala en un recinto muy elegante, o si lo que queremos es un estilo más rústico, podemos elegir materiales como  el hierro, la madera, como la de aliso, o de nogal, y también la  piedra, porque en estos casos del revestimiento en rústico encontramos  más variedad. También podemos pensar en una repisa como terminación que dará ese toque que buscamos, a la vez de colocar encima de ella, los adornos que queramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba