suelos de madera exterior


Para poder enfocarnos en los suelos de madera exterior, debemos primero conocer qué maderas podemos utilizar para su fabricación.
Ante todo, es necesario que el usuario sepa, que no todas las maderas pueden ser ubicadas en el exterior de una vivienda, esto se debe a que no todas cuentan con las mismas características de resistencia a los factores climáticos como a la humedad.
Dentro de las maderas con las cuales se pueden confeccionar suelos de madera para exterior, encontramos a los pinos; a este tipo de madera también se la conoce con el nombre de “madera para entarimado”.

suelos de madera exterior
Los suelos de madera exterior son muy decorativos

Los pinos amarillos son los que nos brindan la materia prima más económica, ya que su densidad es muy baja, oscila entre los 500 y 650 kg por metro cúbico.
¿Qué significa esto?, que su durabilidad es insuficiente y no se puede colocar de forma cruda en el exterior, necesita de un tratamiento y protección.
La densidad no es un detalle menor a la hora de hablar de la resistencia mecánica de la madera como su durabilidad; a cuanta mayor densidad, más soportará las heladas, las lluvias, el calor, etc.
Los suelos de madera exterior con gran densidad también soportan los ataques de los hongos como de los insectos; pero cuando colocamos la madera equivocada, podemos sufrirlos. Las maderas tropicales son sin lugar a dudas las más durables ya que su densidad se encuentra entre los 800 y 1.000 kg por metro cúbico.



Limpieza y mantenimiento

La limpieza y el mantenimiento de los suelos de madera para exteriores es vital, esto se debe a que son los suelos la zonas que sufren más desgaste en una casa; a esto le sumamos que la madera es un tipo de material higroscópico, esto quiere decir que absorbe la humedad y por ello necesitan ser tratadas.
La mejor forma de mantener a los suelos de madera exterior es mediante el aceite de teca. Éste protege, nutre y mantiene el color natural de su superficie aunque el tiempo puede llegar a oscurecerla un poco.
El aceite de teca en suelos de madera exterior debe aplicarse 2 veces al año, se recomienda que este trabajo tenga lugar en primavera y en otoño.
¿Cómo se aplica?, de manera sencilla, utilizando un paño, rodillo o almohadilla; siempre la aplicación debe hacerse siguiendo el sentido de la veta de la madera. Luego de unos minutos, se debe retirar el exceso de aceite con un trapo limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba