zocalos para pisos

Muchos piensan que la instalación o colocación de zócalos para pisos es realmente en vano ya que no cumplen ninguna función en particular más que decorar o realzar la estética de los ambientes. Sin embargo, debemos saber que los zócalos se instalan con el objetivo de esconder el espacio entre el piso y la pared ya que por lo general en este sitio se acumula mucho polvo difícil de quitar, puede haber roturas, o simplemente optamos por ellos para darle un toque más decorativo al ambiente en donde estamos. Cuando instalamos pisos flotantes en cualquier parte del hogar siempre es necesario que se deje un espacio entre lo que es dicho piso y la pared. Ante esta situación, los zócalos para pisos son la mejor opción. Lo que principalmente debemos tener en cuenta es que hay distintos tipos de zócalos para pisos determinados según el tipo de material con el que estén confeccionados.

zocalos para pisos
Los zócalos para pisos son de muy fácil colocación

Esto puede ser: madera, PVC y hasta metal. Es importante que en este caso prestemos especial atención al material del que está confeccionado nuestro piso y también el color para tener una idea aproximada de qué tipo de zócalos vamos a colocar y cuáles serán los que mejor combinarán. En madereras y en los grandes mercados de la construcción podemos encontrar la más amplia variedad de modelos y diseños de zócalos para pisos. Hay zócalos más simples, otros más adornados, el ancho, el largo y el material también varía. Los más comunes pero a la vez los más elegantes son los confeccionados en madera.

Como sabemos, hay distintos tipos de madera algunas más fuertes, otras más débiles, más decorativas o más simples. Los zócalos para pisos pueden estar confeccionados en madera de roble, algarrobo, olmo, lapacho o más económicos como los de fibrofacil. Ahora bien, si hablamos acerca de la instalación de los zócalos para pisos debemos decir que se trata de una instalación poco complicada que hasta una persona que no posee mucha idea puede realizar.

Eso sí, antes será necesario que ahondemos en el tema y tengamos en cuenta algunas recomendaciones como así también contar con el material necesario para hacerlo. Lo primero que debemos tener en cuenta es que el piso siempre se coloca antes que los zócalos. Y lo que se hace es, pegarlos con cola de carpintero colocándola por toda la extremidad del zócalo para luego proceder a pegarlo. Al mismo momento, antes de que el pegamento seque, será necesario reforzarlo con dos clavos cada medio metro y será suficiente, quedando concluido el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba