cabinas para duchas

El tiempo de los baños con una simple ducha ya pasó, ahora lo que la gente moderna busca, es la comodidad, el confort, y la estética, por eso es que el mercado atento a estos requerimientos, debe esmerarse en diseños, y en tipos de materiales. Es el momento de hablar acerca de las cabinas para duchas, a las que se les puede agregar columnas de hidromasajes, y otras tecnologías, para no solo bañarnos, sino que además para disfrutar y relajarnos.

Las cabinas para duchas se presentan en una variedad bastante grande de formas, para que las adaptemos al espacio con el que contamos en ese sector del baño, y son muchas veces verdaderas soluciones para la falta de lugar, por ejemplo en un baño de dos metros de largo, por dos metros de ancho. Decíamos que las cabinas para duchas, vienen en formas angulares, en noventa grados para empotrar en la pared, y en la parte delantera que es por donde ingresamos, de formas semi circulares, las cuales dan otro aspecto a los baños, sobre todos los mini baños de hoy.

Sus características

cabinas para duchas
Tres cabinas para duchas

Las características de las cabinas para duchas son: los vidrios templados, como sus formas curvadas, con los pisos en PVC, que todos sabemos que es un material híper resistente al agua, a las manchas, a la humedad, y al paso del tiempo. Son muy sencillas de colocar, incluso en los baños ya terminados. También tenemos, para baños un poco más grandes, las cabinas cuadradas, que son muy estéticas como las anteriores.

Por lo general estas cabinas tienen en los laterales paños de cristales templados fijos, y las partes móviles son las puertas por las que ingresamos para ducharnos. Con estas ya el problema de las salpicaduras no existe más y los papeles o toallas humedecidas serán problemas del pasado.

Las encontramos en los grandes mercados donde se comercializa todo para la construcción y decoración de baños. Una de las cosas que a tener en mente es que hay que revisarlas antes de comprarlas, porque el cristal es muy delicado y pueden estar rotas, producto de la fricción con otras cabinas. Por este motivo, se recomienda que para su colocación antes de apoyarlas, debemos colocar en el suelo, una manta porque se pueden romper con el impacto del frío del piso del baño, esto es muy importante porque una vez que las hemos llevado a nuestra casa, no habrá más reclamos por sus roturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba