grifo termostatico

Los grifos termostáticos, son los que se componen por dos comandos con sus funciones totalmente definidas, una es para el caudal del agua y la otra es la que le da la temperatura. Estos grifos se pueden colocar en baños y cocinas, pero su uso está más dirigido a la ducha  ya que implica una gran ventaja a la hora de darse un baño, ya que el agua se mantiene a la misma temperatura, aun cuando se limita el caudal de la misma.

Las características del grifo termostático son, que la temperatura del agua se puede regular aunque ésta este saliendo, esto se logra accionando un botón rojo que selecciona la temperatura, para mayor seguridad, este comando tiene un tope. Si se llegara a cortar el agua fría, el mecanismo procede a impedir automáticamente la salida del caudal de agua caliente. Además tiene un comando de caudal, que regula la cantidad del agua que sale, ya que tiene un tope intermedio, que permite ahorrar agua a la mitad o a la tercera parte del total de dicho caudal.

grifo termostatico
Dos diseños de grifos y sus prácticos controles

Los grifos termostáticos tienen una gran cantidad de ventajas además de la comodidad que ofrecen, se obtiene la temperatura deseada en forma instantánea. La temperatura se mantiene igual aunque se abra o se cierre el grifo, lo mismo ocurre cuando se abre otro grifo, porque al disminuir la presión de agua, la temperatura se mantiene igual. Evita el riesgo de quemaduras en caso de que se suspenda el suministro de agua fría, ya que la caliente se corta en forma automática. Se obtiene una temperatura precisa, ya que el ángulo de giro del comando es exacto. Tienen una tecnología que permite sortear todos los inconvenientes físicos y mecánicos, estos grifos generalmente se regulan a 38° C. Para instalar este tipo de grifería es conveniente que lo haga un profesional idóneo, porque se deben cumplir varios requisitos para el buen funcionamiento. Es importante limpiar los filtros para evitar una disminución en el caudal, o cambios en la temperatura del agua.

Tiene dos válvulas una para cada salida, que deben estar en la posición correcta para su buen funcionamiento ya que si alguna se bloquea se produce una comunicación interna del agua caliente con el agua fría, lo que afectaría la instalación del sistema. Para un óptimo funcionamiento, el agua fría debe estar colocada a la derecha del grifo y el agua caliente a la izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba