vanitorys colgando


¿Estás cambiando la cara de tu sala de baño?, ¿sabías que puedes optimizar el espacio que tienes, o con el que cuentas?, sí colocando un vantory colgante, porque estos al no tener patas, ese espacio pueda ser usado para otro menester, para colocar el cesto de los papeles, por ejemplo. Veamos cómo lograr que ese espacio se transforme en un lugar adecuado.

Los vanitorys se diferencian según sus materiales, y unos pueden resultar más adecuados que otros según los tamaños de los baños, y sus funciones, porque podemos estar hablando de un vanitory que será colocado en un baño de recepción que no posee ducha. Es aquí que podremos colocar en cualquier material, sin preocuparnos por la humedad, o los vapores que se emanan de los baños sucesivos, pero si éste debe ser instalado en un baño que tiene ducha el cual es usado por toda la familia será necesario verificar el material minuciosamente.

¿Cómo son?

Éste tiene que soportar muchísima humedad, agua, y vapores en forma continua, y si colocamos un material inadecuado, se deteriorará de inmediato. Los vanitorys colgantes son los mejores para este tipo de casos, ya que al no llegar al piso disminuimos la afluencia de humedad, por lo tanto se mantendrán perfectos mucho más tiempo y no tendremos que ocuparnos de su mantención.



vanitorys colgando
Los vanitorys colgantes ahorran mucho espacio

En cuanto a los materiales con los que se pueden confeccionar los vanitorys colgantes,  son variados, porque a quienes les gusta el acero, o el vidrio, la madera, el aluminio, serán beneficiados. Y aquí juega un papel fundamental el estilo del baño en cuestión, los carpinteros hacen en sus talleres los colgantes, los que tienen formas especiales, los semicirculares, los cuadrados, los que tienen o no cajones, pero en madera, y solamente en este material. Los profesionales del vidrio, los vidrieros, los cortan a la medida y les hacen las formas para colocar las bachas, o las perforaciones para los caños de los grifos.

Aquellos que trabajan con el acero inoxidable y el aluminio también los pueden hacer a medida. No obstante ello, se puede  optar por adquirirlos directamente ya confeccionados en otros materiales más baratos, como la melanina laqueada, o melanina de color, ya que como dijimos anteriormente,  la humedad no les hace mella. Este tipo de soluciones surgen de la necesidad de que el mueble nos dure más,  pero sin tener que dejar de lado la estética, por ello son tan comunes hoy en día.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba