cortinas con rieles

¿Cuáles son las llamadas cortinas con rieles? Éstas son las que están compuestas por un riel y desde luego unas guías deslizantes en las que se introducen los ganchos para poder desplazar de un lado a otro a la cortina.

El mercado de la actualidad, nos ofrece una gran variedad de estilos y de diferentes materiales por ejemplo en plástico, o en metal. Es por ello que encontramos diseños de cortinas para rieles de bastones, unos son los que nos sirven para desplazar las cortinas, y otros son los que contienen a los hilos para la apertura y el cierre de ella. Este sistema inclusive, sirve para las esquinas y ocupan desde ya, muy poco espacio, porque los rieles se doblan permitiendo una llegada a lugares más difíciles. Muchas veces, el espacio entre la pared y el techo es muy pequeño, es por ello que estos sistemas resultan los ideales.

Los recomendados

cortinas con rieles
Hermosas cortinas con rieles

Siempre se recomienda elegir los rieles fabricados en metal, porque a la hora de colocar este tipo de sistemas para las cortinas hay que tener en cuenta que deben ser durar siempre, y éstos son sin lugar a dudas los más resistentes al paso del tiempo.

Estos rieles además de ser muy resistentes, se los puede pintar cada tanto con pinturas esmaltadas, del color de la pared, para que no se noten, y para mantenerlos con una apariencia limpia y nueva a medida que pasa el tiempo. Por su parte los rieles pata cortinas que son de plástico, suelen durar mucho menos tiempo, pero cabe destacar que nop se ven afectados ante problemas tales como la humedad o el paso del tiempo; digamos que en este caso, son bastante vulnerables a los tirones de los más descuidados, y a su uso constante.

Si realizamos una comparación básica entre una cortina con rieles de plástico, con una cortinas con los de metal, cabe decir en principio que los de plástico son más sencillos de instalar, pero estos deben ser usados para telas muy livianas. En cambio los rieles de metal soportan más peso, en cuanto a los tipos de telas utilizadas. Las cortinas desde afuera, quedan preciosas con los rieles que pueden tener más de dos pellizcos, en los frunces o dos solamente, pero cuando estos se corren para abrirlos, quedan perfectos. Podemos elegir un riel más ancho que la ventana, de esta manera, al quedar abierta la cortina no tapará la luz, y al quedar cerrada, la ventana parecerá mucho más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba