cortinas para puertas con ventanas


Las cortinas para puertas con ventanas, deben mantener la proporción justa en la cantidad de tela y en el tipo de la misma, ya que por esta puerta debe pasar la luz aun con la cortina colocada. Para ello las telas finas en blanco o marfil son las indicadas y las más tradicionales. Según las luz que se desee que pase por los cristales, se utiliza la tela necesaria, que puede estar fruncida, o bien tirante.

Estas cortinas se colocan con pasadores que van amurados a la puerta, tanto en la parte superior de la ventana, como en la parte inferior de la misma. Los pasadores tienen una varilla por donde se pasa la costura de la cortina, tanto arriba como abajo. Este sistema es fácil para colocarlo como también para retirar las cortinas para lavarlas. El primer paso a seguir, es tomar las medidas correctas de la ventana que se encuentra en la puerta, y a partir de allí, se confecciona la cortina de la manera más fácil y sencilla que se pueda imaginar.

Tipos de cortinas

Se corta la tela según medida y se le hacen las dos costuras, una arriba y otra abajo, y la terminación de los costados, se puede dejar una franja para un volado, pero que sea proporcionado con el tamaño de la cortina. Para dejar entrar más luz se sugiere, que se sujete la cortina en el medio, con una cinta o tira de la misma tela o de alguna que combine, por ejemplo de raso, manteniendo el color de la cortina original.



cortinas para puertas con ventanas
Las cortinas para puertas con ventanas ayudan a resguardar la intimidad

Es importante que las cortinas  para puertas con ventanas, de tela tradicional, queden bastante tensas cuando estén colocadas. Los estores, también se pueden adaptar a este tipo de ventanas, sobre todo en las puertas que tienen los cristales desde el marco superior hasta el marco inferior. Dentro de las telas delicadas también existen algunos estampados que son muy atractivos y le dan al ambiente un toque de diseño y color. Para los estilos rústicos, hay cortinas para puertas con ventanas fabricadas en bambú, que se pueden subir y bajar enrollándose a través del sistema con que están confeccionadas, esto posibilita el grado de luz con que se desee iluminar el ambiente.

Hay muchas casas que tienen puertas con ventanas que comunican con los ambientes, estas puertas al estar en el interior no necesitan el paso de la luz, por lo tanto la elección de telas y tonos es mucho más amplia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba