decoración con paneles japoneses

Para decorar las ventanas de una casa, los paneles japoneses son una alternativa simple, sencilla, económica y de fácil instalación. Existe una gran variedad de diseños en las telas que se pueden adaptar a cada estilo, la forma rectangular que tienen los paneles también se adaptan perfectamente. En el caso de tener un ambiente moderno, el estilo minimalista es el ideal, porque es simple, y delicado. Estos paneles además de ser muy decorativos, sirven de protección evitando que pase el calor pero dejando pasar la luz natural.

Este sistema está compuesto por dos o más paneles que se deslizan a través de rieles, cada panel tiene una vía dentro del riel, esto le permite que se entrecrucen entre sí. Los diseños de las telas que componen los paneles tienen diferentes motivos en estampados, en líneas, en guardas, y una serie muy atractiva de dibujos que son sumamente decorativos para realzar los estilos.

Un detalle muy particular

decoración con paneles japoneses
Tipos de decoración con paneles japoneses

Como los paneles japoneses se recogen entre sí, dejan al descubierto una parte de la ventana para que se vea hacia el exterior, y cuando están cerrados protegen la intimidad de la casa. Como en decoración todo está permitido, se pueden confeccionar paneles lisos de distintos colores combinables, también la mezcla de paneles lisos con paneles rayados o con otros diseños otorgan al ambiente un detalle muy particular.

Otra particularidad que existe en  decoración con paneles japoneses es combinarlos con cortinas de tela tradicionales, esta mezcla es ideal para ventanales grandes. En ventanales pequeños se pueden colocar los paneles japoneses cortos, otorgando una vista muy delicada en el estilo y en la decoración de ese ambiente que puede ser un dormitorio juvenil.

Los paneles japoneses generalmente tienen diseños muy delicados, ya que evocan a las casas japonesas, que generalmente no usan mobiliarios, la  decoración con paneles japoneses está dada por los diseños de las telas. En el caso de una puerta ventana que da a un balcón, se colocan los paneles de pared a pared, ofreciendo una decoración de gran exquisitez. Combinados con revestimientos de madera en las paredes los paneles lucen y realzan todo el ambiente.

Los tonos de los paneles pueden ser del mismo color de las paredes, este detalle queda muy bien en las recamaras, con una iluminación tenue un tono lavanda, produce serenidad, e invita a la relajación. Las telas rusticas en tramados marrones, son ideales para comedores de diario, acompañando un mobiliario en madera laqueada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba