evitar la alergia nocturna

La alergia nocturna se produce en aquellas personas que son alérgicas, y muchos son los factores que pueden producirla, lo más acertado es verificar la causa que provoca la alergia nocturna en una persona. Las alergias nocturnas afectan el sueño, por lo tanto se debe evitar el contacto con los alérgenos, pero si esto no puede ser detectado se pueden tomar ciertas precauciones. Ante todo, la ropa de cama y las almohadas deber ser hipoalergenicas incluyendo el colchón. Es conveniente pasar la aspiradora todos los días para retirar el polvo que se acumula a diario. Hay que tener en cuenta que las cortinas y las alfombras retienen el polvo. Si uno duerme en una habitación con humedad, el moho o los hongos que se forman en las paredes o placares producen alergias respiratorias que terminan por obstruir los conductos nasales. En este caso para evitar la alergia nocturna es necesario limpiar las paredes con lavandina, ventilar la habitación durante el día, y luego mantenerla con calefacción, si hace frio. Si es una habitación de niños, no dejar los peluches en la misma, porque se acumulan los ácaros, es importante lavar estos muñecos con frecuencia.

Todo objeto que acumule polvo debe ser eliminado de la habitación o límpido a diario. En los muebles se debe pasar un paño húmedo para que el polvo quede adherido y no suspendido en el aire, se deben evitar los cobertores de lana o plumas. El aire acondicionado es nocivo para los alérgicos por los alérgenos que se acumulan dentro de sus ductos. Si la alergia nocturna persiste se podría evitar con un purificador de aire, que cuenta con una serie de filtros que eliminan las impurezas. Es importante que las personas adictas al tabaco, no fumen dentro de la casa ya que esto afecta a todos, pero con más intensidad a los alérgicos, inflamándoles las vías respiratorias. Para evitar la alergia nocturna hacer con frecuencia una limpieza general en la habitación, corriendo muebles y limpiando paredes, luminarias y techo. Los animalitos que viven en la casa despiden parte de su pelo, e incrementan la presencia de ácaros, durante el día es conveniente cepillarlos, mantenerlos aseados, y que duerman en un sitio alejado de los dormitorios. La alergia nocturna se puede manifestar en las vías respiratorias con inconvenientes para respirar, otro síntoma es la tos alérgica que se puede controlar con un preparado natural a base de limón y miel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba